Pequeños dispositivos causan dolor de cabeza a China

Li Huizi, un firme amante de los dispositivos, ha tratado de reprimir su deseo por el más reciente teléfono celular luego de encontrar una montaña de modelos antiguos olvidados en una esquina de su casa.

El residente de 28 años de Jinan, capital de la oriental provincia china de Shangdong, cuenta con una impresionante colección de dispositivos sin usar, que incluye teléfonos celulares, computadoras tablet, cámaras digitales, memorias, MP3 y MP4, así como sus cargadores y baterías.

"No quiero venderlos demasiado baratos a comerciantes ambulantes que coleccionan el desperdicio, pero tampoco se trata de obsequios presentables. Así que sólo los ignoro", dijo Li, quien trabaja para una gran empresa propiedad del estado.

Li representa a la creciente clase media china de consumidores, que son proclives a mejorar sus electrónicos pero carecen del conocimiento sobre cómo manejar en forma apropiada productos viejos que contienen metales potencialmente peligrosos.

El término del periodo de vida útil de bienes con frecuencia escapa al manejo seguro de la misma forma en que sus propietarios los dejan acumular polvo en casa, los venden a coleccionistas no autorizados o simplemente descargan accesorios baratos como las baterías.

El reciclado y depósito de pequeños bienes electrónicos se ha convertido en un creciente mal para la segunda economía más grande del mundo. Expertos y propietarios de empresas dicen que el problema es en parte debido a la ausencia del apoyo del gobierno, aunque programas de subsidios están en marcha para el reciclamiento de items electrónicos más grandes, como refrigeradores y televisores.

RIESGOS Y VALOR

A principios de este mes, el primer ministro chino, Li Keqiang, "declaró la guerra" a la contaminación del agua, tierra y aire en su primer informe de trabajo gubernamental en la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional.

Mientras el público aplaudió el gesto del líder, muchos no tienen idea de que sus agradables dispositivos también pudieran ser contaminantes.

Las baterías de litio de los teléfonos celulares, las computadoras portátiles y otros bienes electrónicos contienen metales pesados como cobalto, níquel y cobre, que pueden tener impactos negativos en la salud y el ambiente si el desperdicio electrónico es desechado sin cuidado, dijo Xu Chongqing, un investigador del Instituto de Energía de la Academia de Ciencias de Shandong.

Los metales pesados, que no se degradan con el tiempo, pueden contaminar el agua subterránea, dijo Xu, al añadir que las substancias, cuando se acumulan en el cuerpo humano, podrían provocar males sanguíneos y fallas renales.

Aunque no hay informes precisos sobre cuántos de los pequeños objetos electrónicos llegan al fin de su vida útil cada año en China, un informe de 2013 emitido por la Iniciativa para la Resolución del Problema del Desperdicio Electrónico, una alianza de organizaciones de Naciones Unidas, industria, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y grupos científicos, mostró que China colocó el volumen más alto de equipo eléctrico y electrónico en el mercado en 2012 con 11.1 millones de toneladas, seguida de Estados Unidos con 10 millones de toneladas.

 

Pequeños dispositivos causan dolor de cabeza a China – Parte 2

Según el informe, Estados Unidos generó el volumen total más amplio de desperdicio electrónico al año con 9.4 millones de toneladas en 2012, mientras que China desechó con 7,3 millones de toneladas el segundo volumen más alto.

No obstante, el fin de vida útil de los dispositivos puede ser valioso si el reciclado y las tecnologías logran madurez, dijo Xu.

"Por ejemplo, el contenido de cobalto en la batería es de 15 por ciento, muy por encima del 3,7 por ciento del mineral", dijo.

Además, los metales preciosos como el oro, la plata, el paladio y estaño pueden ser extraídos de las placas de circuitos de los teléfonos celulares.

PIEDRA DE TROPIEZO

Las compañías de reciclado no están ciegas al potencial económico del reciclamiento de los pequeños electrónicos, pero se quejan de que el negocio no es costeable sin los subsidios del gobierno.

Desde julio de 2012, el gobierno ha comenzado a colectar fondos de fabricantes e importadores de sets de tv, refrigeradores, máquinas de lavado, aires acondicionados y computadores para subsidiar a empresa autorizadas de reciclaje. No obstante, los desechos de pequeños items electrónicos no están incluidos en el programa de subsidio.

"En términos de pequeños dispositivos, sin el apoyo del gobierno no podemos competir con los recolectores de desperdicios no autorizados. Ellos utilizan métodos obsoletos pero de bajo costo para desmantelar y almacenar", dijo un gerente de Shandong Zhonglv Eco-Recycle C0. Ltd., establecida en la ciudad de Linyi de Shandong.

La inversión y los costos de operación para recicladores calificados son demasiado elevados para cubrirlos por interés si no pueden colectar un número suficiente de pequeños dispositivos", añadió Xu.

En China, la recolección de bienes electrónicos desperdiciados ha crecido al punto de convertirse en una absoluta economía subterránea.

Pequeños negocios que carecen de infraestructura compleja y expertos desarman los bienes para recuperar los componentes para equipos de segunda mano u obtener metales valiosos o materiales básicos.

Con frecuencia remojan placas de circuitos, un contaminante mayor, en un ácido fuerte que puede ensuciar el aire y el agua, dijo el gerente, que pidió no ser identificado.

"Desde mi punto de vista, muchos vendedores callejeros sólo arrojan los sobrantes luego de salvar partes útiles", dijo Wangn Kun, quien trabaja en una gran tienda de tecnología en Jinan.

SOLUCIONES

Los llamados de los recicladores para apoyo del gobierno de pequeños dispositivos electrónicos han sido escuchados, mientras que la Comisión para la Reforma y Desarrollo Nacional está considerando añadir teléfonos celulares, baterías, impresoras, copiadoras, scanners y lámparas fluorecentes a programa de subsidios del gobierno para el reciclamiento y depósitos seguros.

El borrador de la iniciativa fue hecho público en diciembre de 2013 por la Comisión para solicitar opiniones por un mes.

Además, para incentivar a las compañías de reciclado autorizadas con fondos, Xu sugirió a los minoristas ofrecen servicios "nuevos por viejos" a fin de estimular la recuperación de pequeños bienes electrónicos.

Los consumidores también podrían contribuir a un mucho mejor reciclamiento, dijo Zhang Ning, una china-australiana que hace viajes regulares de negocios a Jinan cada año.

"En China, difícilmente puedes encontrar un canal formal para manejar items electrónicos sobrantes", dijo al sugerir al gobierno colocar depósitos exclusivamente para el manejo de dispositivos pequeños como se ha hecho en algunos países desarrollados como Alemania y Australia.

 

Fuentes:

http://spanish.china.org.cn/china/txt/2014-03/20/content_31842553.htm

http://spanish.china.org.cn/china/txt/2014-03/20/content_31842560.htm

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Europa respalda los sistemas de depósito para pilas y baterías

SCRAP Y REZAGOS se adhiere a la Red de Economía Circular de la Ciudad

Los elementos de tierras raras esperan en los residuos